¿Conoces las cajas eléctricas y cómo se instalan?

comasy

15 diciembre 2021

No hay comentarios

Uno de los productos más básicos en todas las instalaciones domésticas  industriales, comerciales y en la minería, son las cajas eléctricas, también llamadas cajas de conexiones. Por motivos de seguridad y también de comodidad, las cajas eléctricas son imprescindibles a la hora de hacer una instalación en cualquier domicilio o establecimiento.

 

Estas son las encargadas de proteger los cables eléctricos que pasan por su interior, además en algunos modelos de las cajas eléctricas está la posibilidad de poner artefactos como enchufes, interruptores eléctricos, sensores de humo, etc.

 

Hoy desde Eléctricas JG, tu aliado en materiales eléctricos, te queremos dar una sencilla guía de información sobre las diferentes cajas eléctricas que existen en el mercado y sus funciones.

 

Contenga la electricidad de forma segura con cajas eléctricas.

 

Una caja eléctrica o de conexión es esencialmente una de electricidad, sirve para aislar las conexiones entre ellas y los conductos que distribuyen la energía a través de la red eléctrica de una casa, un edificio o establecimiento.

 

Dentro de sus funciones principales también está proteger el lugar donde esté ubicada de posibles cortocircuitos. Las cajas eléctricas suelen estar hechas de metal o plástico, que es el material más común que podemos encontrar en el mercado.

 

Además las cajas eléctricas están diseñadas para proteger las conexiones contra posibles daños y para que el cableado no quede expuesto de forma peligrosa a las personas. También suelen estar fabricados con un material termoplástico para tuberías de agua o posible humedad. Las cajas eléctricas se sitúan a la misma distancia del techo para que los cables o tubos lleguen con facilidad de un punto a otro.

 

Dependiendo de la instalación, las cajas eléctricas  o de conexión pueden ser empotradas.

 

Las cajas eléctricas empotrables pueden contener principalmente mecanismos y conexiones. Estas cajas están empotradas en la pared, cubiertas en los lados pero aún dejando una tapa que se puede quitar con facilidad para poder manipular el interior de la caja eléctrica si es necesario, se debe tener en cuenta que está prohibido dejar las cajas eléctricas completamente cubiertas y sin acceso a su contenido.

 

Las cajas eléctricas de superficie son generalmente automáticas de distribución. En caso de instalación en lugares húmedos expuestos a agentes externos, lo ideal es utilizar cajas de superficie o plásticas. 

 

¿Dónde se deben instalar las cajas eléctricas bajo la normativa RETIE?

 

Las cajas eléctricas se colocan generalmente en lugares que no ponen en peligro la vida humana y donde nadie puede manipularlas fácilmente.  

 

Pueden ubicarse en el techo, debajo del piso, detrás de algunos muebles altos, en superficies y, como se dijo antes, algunas pueden empotrarse siempre y cuando las cajas no estén completamente cubiertas y se respete la accesibilidad de la misma.

 

A la hora de instalar una caja eléctrica, se debe tener en cuenta la importancia del lugar donde se colocará. Es fundamental que este lugar no sea antiestético pensando en la armonía del inmueble. También debe haber una ubicación de fácil acceso donde se necesitara abrir la caja eléctrica para una reparación o si se presenta alguna emergencia.

 

Te daremos unas medidas extras de seguridad para que tengas en cuenta:

 

Por razones de seguridad, las cajas eléctricas están hechas de material aislante y no propagadoras de incendios. Sus dimensiones son las necesarias para acomodar los conductores de manera «suelta» aunque existen tamaños que se adaptan a las necesidades de un hogar.

 

Concretamente, su profundidad debe estar al menos igual al tubo más grande, más del 50% del mismo, mientras que su diámetro interior o lateral mínimo será de 60 mm.

 

Una de las prioridades es ocultar una cantidad razonable de cables en cada caja. Cuando sea necesario, es mejor utilizar más de una caja eléctrica para dar cabida a todas las conexiones.

 

Por otro lado, hay que respetar las distancias. Cuando los cables están alojados en tubos y las cajas eléctricas están empotradas en las paredes, los recorridos horizontales estarán como máximo a 50 centímetros de los pisos o techos. Por su parte, las líneas verticales deben estar a una distancia de los ángulos de las esquinas que no excedan los 20 centímetros.

 

Recuerde que se debe cumplir con lo establecido en el Código Colombiano de Instalaciones Eléctricas NTC 2050 y el sello de cumplimento RETIE. Este sello garantiza la seguridad del producto para la salud humana y el medio ambiente. En Eléctricas JG tenemos opciones de cajas eléctricas de alta calidad y con la certificación RETIE para su seguridad y confianza a la hora de realizar sus instalaciones eléctricas y las  encontrarás en el material que mejor se adapte a tus proyectos eléctricos.